previous arrow
next arrow
Slider
Image
Image
Destacado 

Claudio Pinedo no se guardó nada y analiza el pasado, presente y futuro del fútbol femenino.

Claudio-5

      Claudio Pinedo, Técnico Nacional de Fútbol, es sin lugar a dudas el mayor referente del fútbol femenino de Olavarría. A fuerza de trabajo, perseverancia, respeto, responsabilidad, se ha ido ganando el respeto del mundo del fútbol en general, y del femenino en particular. En diálogo exclusivo con Capitana de Oro, cuenta cómo fue el comienzo de esta disciplina deportiva, hace aproximadamente 25 años atrás y que hoy cuenta con cientos de mujeres fichadas como futbolistas en la Liga de Fútbol de Olavarría.

       No se calló nada. Habló del fútbol amateur, del profesionalismo, de las instituciones y de los clubes, de los formadores, del futuro del fútbol femenino de Olavarría, entre otros muchos temas.

     -¿Cuándo arrancaste con el fútbol femenino en la ciudad, brindándole un lugar en este deporte a la mujer?

     -Con el fútbol femenino empecé hace tantos años que ya me cuesta precisar. Pero hace más de veinte estoy seguro. Y hace más de veinte era un loquito. Porque que las chicas jueguen al fútbol hace 24 años o quizás más, era impensado.

     Trabajando en una escuelita de fútbol del Sindicato de Luz y Fuerza, iban las hermanas y las mamás con los nenes y se quedaban para ver el juego y un día se me da por invitar a una de las nenas, porque yo la veía interesada. Nos alcanzaba la pelota cada vez que se iba. Quería participar. Y un día se me ocurre invitarla para que ataje y me dijo que sí. Como que estaba esperando que la invitaran. Entonces empezaron a ver que había una nena jugando y una mamá me dice: mi nena me preguntó si no podía venir también, como está esa nena… Por supuesto, le digo. Que venga. Y arrancó así. Cuando quise acordar la escuelita de fútbol, no te digo que era mitad y mitad pero… era un 40% de nenas y un 60% de varones. Hace más de veinte años atrás. Y hoy veo que las escuelitas de fútbol no son 40% nenas y 60 de varones. Y me pregunto por qué, o qué habremos hecho mal. Cómo yo hace tanto tiempo tenía la escuelita integrada con las nenas en la edad que pueden integrarse, desde los cinco hasta los diez años, que pueden jugar tranquilamente juntos. Hasta hoy en día sigo sin verlo. Pero no pierdo la esperanza. Algún día voy a ver una escuelita de fútbol y voy a ver integradas a las nenas.

      Pero bueno, así comencé en el sindicato de Luz y Fuerza. Después, como a partir del año 93, arrancaron los Bonaerenses. Creo que ya en el año 94 o 95 arrancó el fútbol femenino y en el año 96 se nos ocurre presentarnos con equipos en distintas categorías de fútbol femenino y ahí empiezo a competir, por decirlo de alguna manera.

 

 "Acá somos futboleros, pero es una pasión de la sociedad, no de la cultura, no cultural. Cultural es que jueguen los varones", sostiene Claudio Pinedo.

      Hay un acontecimiento deportivo mundial, que despertó en Claudio el interés por comenzar a trabajar con seriedad con el fútbol femenino, apuntando al profesionalismo.

     - Y creo que la inquietud más grande que tuve sobre el fútbol femenino fue que un día miro por casualidad, porque antes era por casualidad, ahora te lo avisan, te lo recuerdan que juegan BocaRiver, la final del torneo, no se lo pierdan, del fútbol femenino. Y así un día por casualidad encuentro la final del campeonato mundial de fútbol femenino. Estaba jugando Estados Unidos vs. Suecia. Y entonces me llamó la atención y me quedé a verlo. Y me pareció fantástico cómo trabajaban los espacios en la cancha, cómo atacaban por afuera, cómo hacían grandes recorridos con la pelota dominada, cómo echaban centros a la carrera, con precisión.

     Entonces me da curiosidad por saber cómo habremos salido en el mundial éste. Entonces averiguo y ni siquiera habíamos participado. Empiezo a investigar más de por qué no fuimos y no estuvimos ni cerca de clasificar en el sudamericano. Entonces me di cuenta que estábamos bajísimo. Y me digo… ¿Por qué estaremos bajo? Acá somos futboleros, pero es una pasión de la sociedad, no de la cultura, no cultural. Cultural es que jueguen los varones. Pero la pasión ha hecho que se juegue el fútbol en todos los rincones del país. En cada rincón hay una cancha de fútbol. Capaz que no hay una salita sanitaria en algunos lados, pero hay una cancha de fútbol, improvisada, amateur, como vos quieras. Pero hay una cancha de fútbol. Yo digo, tan futboleros somos, transpiramos, vivimos fútbol y… ¿que las chicas no jueguen al fútbol? Y entonces ahí me despierta el interés profesional.

     Y como ya había hecho esa base de arrancar con la escuelita para empezar a competir en los bonaerenses, ya empecé a hacer directamente el fútbol femenino. En determinado horario, determinado día, a jugar. Y después fueron apareciendo chicas que se arrimaban. Hoy en día tengo una jugadora (en el CEF 44), que cuando no tenía los cinco todavía, me lo encuentro ocasionalmente al papá y me dice: 'Claudio, mirá, a mi nena la mamá la llevó a gimnasia, pero no le atrae mucho, vive haciendo actividades y un día le pregunto qué le gustaba hacer. Me gusta jugar al fútbol, me dijo'. Tenía cuatro años, cerca de cumplir los cinco. Me preguntó dónde había un lugar donde enseñen fútbol femenino. Y le digo, traela al sindicato donde estoy yo.Traela que hay otras nenas, le digo. Esa nena es Lucía Reyes, que arrancó a jugar conmigo aún antes de cumplir los cinco años. Juega hasta hoy en día.

     Pero todo ese talento de esa nena que quería jugar, no se pudo explotar y desarrollar en este medio ni en cualquier otro medio a nivel provincia o país, porque todavía no estaba desarrollado el fútbol femenino. Hoy por hoy, una nena que vos podés tener en una escuelita de fútbol desde chiquita, y con condiciones, hoy en día sí tiene dónde desarrollarse. Hará las primeras armas acá, empezará a jugar en nuestra liga pero después salta enseguida a algún club profesional o semi-profesional como son ahora, y termina jugando seguramente en un club de primera, con facilidad, porque tenía mucho talento esa nena. Logró ser una gran jugadora como lo es, que no puede dedicarle el tiempo al entrenamiento y a la preparación porque trabaja como oficial de policía, porque estudia medicina. Pasó a cuarto año con todos los finales dados, entonces es poco el tiempo que le queda para prepararse en el fútbol, pero en sí mismo es una de las mejores jugadoras que tiene la liga de Olavarría. Es una jugadora hasta clave de la Selección de Olavarría.

 Los comienzos en el CEF 44 y los primeros pasos en la Liga de Fútbol de Olavarría

      - ¿Cómo llegaste al CEF 44?

      - Cuando yo no trabajo más en el año 2000 en el Sindicato de Luz y Fuerza, comienzo una actividad privada en una cancha de fútbol cinco y me traigo al grupo que quería jugar. E inclusive vinieron muchos chicos y continué una temporada así. Tomé horas en un acto público en el CEF 44 en la escuelita de fútbol. Un día charlando con el director, el GRAN "Gato" Landoni, tan recordado y tan añorado por mí, me dice: '¿Así que vos andás con el fútbol femenino? ¿Por qué no empezás el proyecto del fútbol femenino acá?' Y en el año 2002, 2003 me fui con el fútbol femenino al CEF 44. Estuvimos dos o tres años.

       El grupo fue creciendo y un día vi que en los bonaerenses en vez de competir para Luz y Fuerza ya competía para el CEF 44. Y en una etapa local me encontré con varios equipos que presentaban fútbol femenino en Olavarría. Entonces me di cuenta de que había varios que hacían fútbol femenino en Olavarría, no sabía si sistemáticamente, pero había varios. Entonces se me ocurrió contactarme con esa gente y les propuse la idea de armar algo para jugar entre nosotros, los fines de semana, o semana de por medio o una vez al mes. A cuatro o cinco les gustó la idea. Me voy a la Liga de fútbol donde estaba Oscar Durán y le digo que había cuatro o cinco instituciones que hacen fútbol femenino. Estamos comenzando, pero nos gustaría organizar un torneo de fútbol femenino, pero nos gustaría estar acá en la Liga. A lo primero medio que no fue muy receptivo como toda cosa nueva. Pero un día me llama por teléfono y me pregunta cuántos equipos eran. Somos cinco, capaz que seis, porque hay un equipo interesado que conocí en los bonaerenses que es de Laprida. ¿A modo de prueba piloto no podemos arrancar? Nos juntamos acá en la liga y si esto va bien nos iremos afiliando y lo demás. A los dos o tres días me llama y me dice: Bueno vení. Fíjense qué día se pueden reunir. Y creamos en Departamente de Fútbol Femenino en el año 2004.Julio Vizcaíno era el presidente, Luis Gómez el vicepresidente, Ottasegui, que era profesor de Educación Física, secretario y lo demás éramos vocales, delegados de las instituciones. Y arrancamos. Aparece Racing. Ottasegui estaba en Racing y "Machilo" González; Paredes estaba en Independiente de Loma Negra; Machado con Villa Miserranía. El Sindicato de los Trabajadores Deportivos (UTEDIC) presentó un equipo. El CEF 44. Venía la Dirección de Deportes de Laprida. Cuando quisimos acordar éramos siete equipos y arrancamos un fútbol 8.

       Fue un campeonato sensacional. Hicimos el cierre y la fiesta como siempre. Se anexó otro equipo más. Creo que Racing tenía muchas jugadoras y presentó dos equipos:A y B. Y nos largamos a hacer fútbol 11. Fue bueno ese 2005, pero algunos equipos empezaban a tener inconvenientes. El fútbol 11 no es lo mismo que el fútbol reducido. Desde la convocatoria de las chicas, la preparación, etc. Pero hicimos un divino torneo, tal es así que a la final fuimos el CEF 44 y Ferro que habían ganado un torneo cada uno. Se jugó en la cancha de Ferro y ese día jugaba en varones de Primera División Ferro con San Martín de Sierras Bayas. Fue el partido preliminar de la final del Fútbol femenino. Empatamos, fuimos a penales y tuvimos la suerte de ganar. Dimos la vuelta olímpica. Entrega de premios, todo fantástico.

       En el 2006 volvimos pero algunos equipos ya no estaban para competir en el fútbol 11. Fueron abandonando algunos y nos fuimos de la Liga. Se armó una Liga Independiente. Y no fue lo mismo, no teníamos el mismo sustento de la estructura de una Liga, entonces se fue desvirtuando, empezaron a aparecer inconvenientes y se terminó disolviendo. El año 2006 no se terminó de jugar. Pero al menos tuvimos esa incursión en esos años.

      - ¿Cuándo se reanuda después el fútbol femenino?

      - En el 2014 me empiezo a reunir en la Liga y a fines de ese año hicimos el primer Preparación. Estábamos el CEF 44, Nicolás Avellaneda, Ferroviario, Mataderos y Blanca Chica. Hicimos un Preparación para ver cómo podíamos afrontar el 2015 ya con un torneo oficial.

       El 2015 fue el año que comenzó a jugarse oficialmente, si bien todavía era promocional. Las chicas no estaban afiliadas, sólo tenían un carnet para jugar. Vale decir, que nueve años después de la interrupción volvemos a jugar.

       En ese lapso, había una liga en Las Flores, que era una liga regional, nucleaba a equipos de esta zona. Estaba Azul, Olavarría, Tapalqué, Tandil. Después tenía una zona centro, que era Las Flores, Saladillo, Lobos. Tenía una zona Este, que era Chascomús… Había bastantes equipos. Era muy linda esa Liga. Y el ganador de todas la zonas viajaba a Las Flores un día, a jugar las semifinales a la mañana y las finales a la tarde, consagrando al equipo campeón. El condimento más lindo que tenía era que tres años seguidos en las finales iba el cuerpo técnico de la Selección Argentina, en aquel momento Carlos Borello y miraba jugadoras en esas finales de los torneos. Varias jugadoras fueron a probarse: Lucía Reyes, Florencia Arrieta, Yanina Laite, una nena que ya no juega más. En aquel momento buscaban para el Sub 17. Ahora son grandes las chicas. En el predio de AFA las entrenaban durante una semana. Las pre-seleccionaron.

       Jugué varios años en esa Liga Regional de Las Flores, pero había que viajar. Entonces me dije, por ahí es hora que empiece a llamar a la gente que conozco para incentivarlos y armar algo acá en Olavarría. Y así fue como en el 2014 nos juntamos y a fin de año hicimos una prueba piloto y en el 2015 creamos el Departamento de Fútbol Femenino en la Liga y realizamos el primer torneo oficial.

 El Torneo de Fútbol Femenino en la Liga comienza a afianzarse

      - ¿En esa comisión ya estabas como presidente de la misma?

    - En ese momento todos eran vocales. Yo oficiaba a veces de coordinador porque era la persona que había hablado en la Liga,convenciéndolos para que dejen entrar al fútbol femenino. Había convocado a los demás, me había movido un poco para crear el fútbol femenino adentro de la liga. Al siguiente año hacemos una votación para crear la Comisión. Y ahí sí me votan como presidente, al vice, que es Eduardo Leonardo, el secretario Darío Reyes, tesorero Ezequiel Green y después todos los demás vocales. Venía un equipo de General Lamadrid, Barracas.

     El primer año jugábamos domingo por medio. Y era fútbol reducido. En el 2016 seguimos con fútbol reducido pero agregamos más jugadoras y alargamos la cancha. Y si bien en el 2015 ya empezamos algunos con el sub 15, en el 2016 aparecen más equipos y hacemos el torneo oficial de esa categoría con siete jugadoras. Se jugaba paralelo a los partidos de primera. Y en el 2018, ya jugamos fútbol 11. Al final de este año se nos ocurre la idea de pensar variantes, distintas posibilidades para mejorarla y se nos ocurre hacer A y B. ¿Cómo hacerlo? A finales del 2017, el último torneo, de acuerdo a cómo clasifiquen los equipos, los primeros siete van al A y los últimos seis forman la B. En el 2018 arrancamos con las dos categorías en el fútbol de primera.

      Y después se nos ocurre, en reunión de comisión, otra muy buena idea. Ya conformadas las dos categorías, es necesario que haya un ascenso y un descenso. Y así decidimos que quien gane todo en el año en la B asciende y el que menos puntos hace desciende, directamente. Pero le agregamos otra cosa. Si los dos últimos del A (anteúltimo y antepenúltimo) y los dos equipos que salgan segundo y tercero del B juegan una promoción, podemos tener otro ascenso y otro descenso, o no. Puede que los equipos conserven la categoría. Hasta el último día del año va a estar esa posibilidad. Le dimos otro condimento al torneo y nos salió fenomenal.

     - ¿De qué manera afectó la pandemia al fútbol femenino?

     - La pandemia nos afectó a todos. Afecta cuando hay una actividad que va lenta, tranquila y distendida, la va a afectar igual. Pero cuando hay una actividad que va en auge, va en alza, va levantando, la afecta mucho más. Yo creo que al fútbol femenino lo afectó en este sentido, mucho más que a cualquiera. En lo personal a uno también lo afectó más en lo laboral, en lo profesional a todo el mundo. Pero aparte de eso vos, estás en una actividad coordinándola, que se tiene que parar, un poco anímicamente te choca. Tenés que resolverlo, y tratas de dar respuesta anímica a los que te siguen, a los que están con vos, a los que están enchufados en esto. Te toca reponerte para tratar de sostener y mantener una actividad que es netamente práctica. Yo lo relaciono con la escuela y más allá de lo tedioso y a los chicos no les gusta, pero mucho es teórico y esto es meramente práctico. Podés ver videos, hacer desafíos, llega un momento que como lo que sostiene a una competencia es el juego, y al no poder, se va complicando cada vez más.

      - Además en este deporte el estado físico es fundamental también. Y esta pausa ha afectado y mucho a las jugadoras.

    Te voy a responder en dos partes a esa pregunta. La primera acá. Cuando vos sos amateur y hacemos lo que podemos, después de un parate tan largo, volver a arrancar, cuesta muchísimo. Yo, que me gusta, que me comprometo mucho, que estoy preparado, que aparte soy Director Técnico Nacional, lo preparo bastante bien al equipo. Pero veo en la mayoría de los demás equipos que no.Y la igualdad en eso nos va a costar mucho tiempo. Pero mucho más al que nunca estuvo bien preparado, que no tiene una base de donde sostenerse para arrancar.

     La segunda parte, tiene que ver con que vi el partido de Primera del Fútbol Femenino disputado por Boca y River. Y ahí me di cuenta lo que la pandemia había hecho. Yo vi la defensa y a varias jugadoras de River que estaban jugando la final y en teoría son los dos mejores equipos del país, lo vi por momentos a un concepto amateurista. Las chicas excedidas de peso, mal físicamente y estaban jugando una final. Boca apabulló a River y lo pasó por encima físicamente. No sé si River llegó una o dos veces en todo el partido cerca del arco de Boca. Yo noté a las jugadoras de River que la pandemia había hecho un trabajo interesante. Y eso que tenían 14 partidos jugados. Yo vi lo que veo acá. Yo no vi, mucho más si va a ser profesional el fútbol, que haya jugadoras preparadas profesionalmente. Creo que una jugadora preparada profesionalmente, primero no puede estar excedida de peso. Arrancará la temporada un poco excedida, pero se tiene que poner a tiro. Sino no puede decirse que es una profesional. Es como una de acá, es una amateur. Y después tiene que rendir físicamente. Uno puede ser robusto y ser un avión. Yo lo que noté muchísimo que en la final había un equipo profesional con otro que no lo era. Yo soy de Boca y me puso muy contento, pero me puse muy molesto. Porque no sé si lo vio mucha gente, pero se anunció y se promocionó mucho. Era un BocaRiver. Creo que mucha gente vio ese partido y vieron un equipo que por ahí habrán dicho: ¿éstas son las jugadoras de Argentina? ¿Éstas son las mejores?, porque están jugando una final. Yo creo que por ahí no se dio la imagen que merecía. Sin menospreciar, porque son bárbaras jugadoras. Por algo estaban jugando una final. Pero me quedó eso en la retina.

 "El día que los clubes de Olavarría quieran hacer fútbol femenino, ahí vamos a cambiar", aseveró Claudio Pinedo

     - Siempre te he visto en la cancha mirando todos los partidos de la Liga de Olavarría. Sos quien más conoce a las chicas que juegan. ¿Has visto a jugadoras con condiciones, hay potencial, va a seguir creciendo el fútbol? ¿Crees que hay chicas que puedan llegar al fútbol semiprofesional aún, de la AFA?

    . A esta pregunta me la hizo cuando era adolescente, Lucía Reyes. "¿Yo podré jugar en Boca?", me preguntó un día. Sí, le contesté. Lo único que tenés que querer. Porque Lucía también tenía esas cosas. Como todo jugador talentoso que sabe que no requiere de una concentración constante, un ritmo de entrenamiento que le permita tener que correr porque por ahí tiene que suplantar lo poco de técnica que tenga. Como varios jugadores que juegan bien, no son afectos a los entrenamientos intensos. Mi respuesta fue esa. Tenés que querer vos, si vos querés, podes jugar. "Sí, yo quiero", me dijo. No, no. Vos tenés ganas. No querés. El que quiere, entrena, te pide otro día más para entrenar, se cuida en las comidas, se cuida en el descanso. Ése es el que quiere. El otro tiene ganas. Esa respuesta le di yo. Y creo que hay muchas chicas a las que les pasa eso.

      Yo he visto a muchas jugadoras con mucho potencial y que tranquilamente jugarían en cualquier equipo de la Primera A de la AFA. Hay muchas jugadoras, muchas eh. Pero bueno. Está en ellas, está en el entrenador que tienen, está en cómo las preparan, cómo las orientan. Yo tuve a cargo la selección de Olavarría. Y a muchas jugadoras que seleccioné, las seleccioné por algo. También vi a muchas jugadoras a las que tuve que explicarles cosas básicas. Cosas que les explico a las del Sub 15. Inclusive algunas del Sub 15 ya lo tienen incorporado. Cosas básicas del fútbol. Ahí me di cuenta que estamos desaprovechando a muchas chicas.

     El día que los clubes de Olavarría quieran hacer fútbol femenino, ahí vamos a cambiar. Estamos desde el 2015 y un solo club, apostó al fútbol femenino. Que fue a buscar a un técnico, a un preparador físico y les dijo que iban a estar a cargo del fútbol femenino del club. Y les paga un sueldo. Eso es querer hacer fútbol. (En referencia a Ferro Carril Sud). Y me corrijo, hay un club más que el año pasado a partir de una escuelita, incursionó con Sub 15 en el Torneo de la Liga. Me refiero a Club Atlético Estudiantes, que tiene a su profesora, su preparadora física. Ahí también veo la intención del club, de hacer fútbol femenino. El resto no. Y estamos hablando de instituciones como Racing, que son grandes, pero no apuestan. De hecho está Embajadores que ni siquiera le interesa tener fútbol femenino, El Fortín es otro club de la ciudad que no apuesta. Recibe a un grupo de chicas, con un encargado de esa disciplina, y le dice bueno vení, entrená. Pero que ni siquiera les sede el estadio para poder hacer de local. Les dice que vayan a la cancha auxiliar. No está el interés de los clubes.

      El día que esté el interés de los clubes, va a ser el día que se va a poder aprovechar el potencial de las chicas de Olavarría. Porque va a haber un técnico, un preparador físico, gente preparada. Entonces la chica que caiga en esas manos se va a poder preparar bien. Yo tengo jugadoras que han pasado por el CEF 44 desparramadas por todos los clubes. Les he dejado alguna huellita y alguna marca de lo que es el deporte, de lo que es la preparación. De lo actitudinal. Pero bueno, yo veo que en la mayoría de los clubes hay personas que hacen lo que pueden. Son demasiado amateur, no tiene la preparación de manejo de grupo, de un concepto aunque sea básico de la preparación física. De mejorar lo actitudinal de una jugadora. Yo tengo jugadoras que de no haber sido estricto con ellas desde lo actitudinal, no rendirían y no estarían jugando al fútbol seguramente. Como tengo chicas que tienen muchísimas menos condiciones que otra chica que está en otro club con enormes condiciones y ésta nena con menos condiciones, la supera. Porque está preparada, porque tiene concepto futbolístico, porque tiene desarrollado y trabajado la técnica, el concepto del juego.

      Jugadoras que les diste la responsabilidad de jugar en primera, recién salidas del Sub 15, se desempeñaron muy bien. El caso de Macarena Banega, Agustina Girado o Guadalupe Benito.

     - La arquera, Agustina Girado,sería sensacional si ella se comprometiera un poco más, si tuviera un entorno familiar que la acompañe un poco más. Pero el caso de las jugadoras que vos mencionaste, Macarena o Guadalupe, cuando les tocó entrar a jugar en primera, no solamente pasaron desapercibida sin notarse que eran de Sub 15. Sino que a veces hasta demostraron una superioridad sobre algunas compañeras inclusive. Yo no digo que todas las jugadoras que van a surgir del Sub 15 van a complementarse en Primera tranquilamente porque eso también va de la mano del talento y de las condiciones que tengan. Pero sí, cuando viene una jugadora con condiciones tratamos de desarrollárselas.

"…va a ser muy difícil que mejoremos si no está el apoyo institucional de los clubes", afirma Pinedo, a la vez que enfatiza sobre la importancia del rol de los formadores

     - ¿Cuál es el trabajo del formador? ¿De qué manera se puede hacer tomar conciencia sobre lo que implica ser una jugadora de fútbol?

     - Yo reniego mucho Claudio, porque las personas que están, hacen lo que pueden, si no estuvieran ellos no habría nadie. Los clubes han tomado la decisión de dejar seguir a esas personas porque son quienes han estado siempre. No lo tienen como que es una disciplina importante para el grupo. No lo toman con seriedad. Y si no estuvieran estos chicos que hacen lo que pueden, seríamos pocos jugando en la liga. Lo que he visto es que hay poca evolución. Yo como dirigente he evolucionado porque voy a reuniones a escuchar, porque me interiorizo, leo el Estatuto y el Reglamento de la Liga, el de AFA, el del Concejo Federal. Charlo con representantes de otras ciudades. Uno tiene que querer crecer también. Me acuerdo que cuando vino el cuerpo técnico de la Selección Nacional a hacer la visoría, como le dicen ellos,de las chicas del Sub 17 que se hizo en Embajadores, al finalizar el cuerpo técnico hizo una capacitación. Y había tres técnicos del fútbol femenino. Tendrían que haber ido todos. Eso Marca también el interés de cada uno. Si soy un Club que me interesa el fútbol femenino lo mando a dicha jornada. Pasa un poco por todo, por lo institucional, por lo personal. Nos va a costar mucho tiempo salir de este demasiado amateurismo, ¿no? Preferir un torneo barrial que preparar bien.

      Asesorarse, si uno no sabe, se asesora. Hacer una pretemporada. Yo no sé si alguien hace pretemporada. Yo intento hacerla. No digo que la hago perfecto. Intento hacer la pretemporada. Y prepararme y siempre he seleccionado un torneo afuera para medirme. Voy a Claromecó todos los años antes de empezar el torneo, pero previamente ya me preparé. Y ahí veo cuáles son los inconvenientes que este año voy a tener con alguna jugadora, donde tengo que hacer hincapié. Pero bueno, yo lo vivo de esa manera y no todos hacen esa lectura. No todos planifican, no todos tienen un proyecto. Entonces obviamente va a ser muy difícil que mejoremos si no está el apoyo institucional de los clubes. A veces los mismo entrenadores que hacen lo que pueden, por ahí les puede despertar decir, yo no sé hacer una pretemporada. Buscar ayuda. Tal vez ir a la municipalidad y pedir un profe. Pero a eso lo tienen que hacer ellos, tienen que tener el ansia de mejorar. Si no, va a costar mucho y se van a seguir perdiendo chicas con condiciones

      Me parece ver, que equipos de fútbol femenino de Primera A, que ni siquiera la Institución es profesional todavía. No creo que haya un seguimiento nutricional, ni de cuánto mide, ni qué trayectoria. En varios de los clubes de Primera A del fútbol femenino de AFA. El SAT es uno de los equipos que no trabaja profesionalmente con la jugadora. Ni hablar los de la B o la C o Villa San Carlos que ahora está de moda porque juega la primer trans (Tamara Gómez). No es algo trivial. Es otra cosa para revisar. Yo quiero ver con esa contextura física saltando en un córner, te pega un codazo y no sé si está en igualdad de condiciones con la chica que dispute la pelota. Es algo a revisar. Socialmente está todo muy lindo. Que juegue, que se divierta. Pero después en la práctica lo van a terminar sufriendo las mismas chicas. Porque el físico es el físico. El tono muscular que tiene un hombre no lo tiene una mujer. Ni hablar si entrena ese tono muscular que es más de tres veces mayor al de la mujer. Salvo que les inyecten testosterona a las mujeres todos los días. Entonces, no está en igualdad de condiciones. Será una mujer, no lo niego, pero con respecto al físico…

      En el boxeo femenino, un trans… ¿no tiene muchas más chances de derrotar a una mujer? Un técnico, no sé si de Chascomús o Junín, decía: en otro deporte… ¿lo aceptan también? Cualquier deporte en donde tiene que ver la fuerza, trabajada o no trabajada. La mujer la trabaja muy bien, pero está en inferioridad de condiciones.

      - En todas las disciplinas del atletismo también habría diferencias…

      - Sí señor. Sin contacto físico, en todo. En la velocidad, en el salto, en el lanzamiento, pero bueno. Es para charlar.

      - ¿Cuándo comenzaría el fútbol femenino de la Liga este año?

     - En marzo, como todos los años, si es que no hay ninguna novedad sanitaria que nos niegue el comienzo. Es muy probable que sea la segunda semana de marzo. Se jugaría con el fixture del año pasado.

     De esta manera, finalizó la entrevista a Claudio Pinedo. Ojalá se reanude la actividad en marzo y todas las chicas de la ciudad que quieran jugar y sueñan con llegar al fútbol profesional, encuentren su lugar para lograr sus objetivos. Pinedo fue el precursor de la actividad y muchos, atraídos por la pasión futbolera,  se sumaron al proyecto. 

      Todavía tiene mucho por crecer el fútbol femenino. Hoy hay un punto de partida clave, y es que cientos de mujeres esperan con ansias ese fin de semana para entrar a un campo de juego, a vivir plenamente cada momento que les brinda este maravilloso deporte. 

"Con disciplina y con esfuerzo, todos los días se ...
"Con esfuerzo, los sueños se cumplen"