previous arrow
next arrow
Slider
Image
Image
Destacado 

El fútbol en tiempos de coronavirus

Image0002
      Loma Negra es uno de los equipos que trabajó mucho en la pre-temporada. Su técnico Diego Martínez, así lo manifestó a Capitana de Oro. "Nos habíamos encontrado como equipo, entrenábamos con muchos desafíos en mente. Este Loma Negra particularmente había trabajado bastante y se notaba mucho ese cambio".Y todo el esfuerzo tenía un objetivo bastante claro para el técnico del plantel y sus jugadoras, "El desafío era gigante, la idea era ascender a la Primera División A, estábamos pensando en grande". Y si hay algo que logró Diego en el equipo fue infundirles confianza. En el partido disputado en la primera fecha del torneo, se vio a un equipo aguerrido, que salió a la cancha con decisión. Pudo haber ganado el encuentro, pero faltando diez minutos para el final Diego entendió que el empate era un buen resultado y pensó en una propuesta defensiva, aunque vio que las chicas querían ganarlo. Entonces reflexionó: "Ellas buscan ganar cada partido entonces yo tengo que guiarlas para que lo puedan hacer".

       A diferencia de años anteriores, para este torneo 2020 de la Liga de Fútbol de Olavarría, varios equipos venían de hacer una frenética pre-temporada. Loma Negra no fue la excepción. Diego Martínez tomó las riendas del plantel algunas fechas antes de finalizar el Torneo Clausura del año pasado, y se propuso objetivos muy ambiciosos.

      Pero no todo se da como uno lo propone. Nadie se hubiera esperado que en cuestión de días, un virus fuera a paralizar al mundo. Nadie pensó que el virus obligaría a países enteros a una cuarentena obligatoria. El objetivo es que la pandemia no se propague con gran velocidad, para evitar que el sistema de salud colapse. La experiencia de los golpeados países europeos sirvió para que las autoridades nacionales tomaran medidas preventivas con tiempo.

     Pero más allá de las ansiedades, aún es pronto para saber cuándo se reanudarán las actividades que pongan en marcha nuevamente a un país que sufrirá sin dudas el impacto económico de una medida que privilegió la vida de sus ciudadanos en detrimento de una economía ya deteriorada aún antes de la llegada de la pandemia. Y en medio de todo eso, están los sueños de mucha gente. Entre ellos esta pasión de las chicas del Fútbol Femenino olavarriense que esperan con mucho anhelo volverse a encontrar adentro de una cancha de fútbol. Porque las canchas, también están vacías.

     Para algunos, ante tanta desolación y muerte, les debe resultar por lo menos trivial que escriba sobre fútbol. Sucede que las chicas del fútbol femenino, no viven del fútbol. Ellas son amas de casa, jefas de hogar, madres, profesionales, estudiantes y muchas han abrazado alguna profesión que se encuentra dentro de las exceptuadas para trabajar en el decreto del Ejecutivo. Algunas son mucamas de algún centro asistencial de salud, o enfermeras, o motomandados, o trabajan en alguna de las fuerzas de seguridad que han redoblado los esfuerzos frente a la pandemia mundial. Y a diario salen de sus casas despidiéndose de los suyos con las esperanza de volver sanas y sin el virus que ponga en riesgo no sólo su salud sino la de sus seres queridos. Extreman las medidas de seguridad para evitar que el virus se propague, pero siempre con esa vocación de servicio, de brindarse por el otro. Son las acreedoras de esos aplausos cargados de emoción de las 21 hs. de mucha gente.

 Johana Pereyra y un deseo: "Volver a los domingos de cancha".

      Una de esas mujeres es Johana Pereyra, quien con orgullo lleva la cinta de capitana de Loma Negra. Tiene 23 años y es Oficial del Servicio Penitenciario Bonaerense, desempeñándose en la Unidad 52 de la vecina ciudad de Azul, en la sección Asistencia y Tratamiento. Melisa Draghi es otra compañera de equipo que comparte también la profesión.

       Johana está en contacto periódicamente con las internas, al igual que Melisa y muchas de sus colegas. A pesar de la incomodidad que significa andar con los guantes y el barbijo son conscientes que deben hacer mucho hincapié en los cuidados. Recientemente, el jefe de la Unidad dio una charla a las internas para que se cuiden y extremen la higiene en cada uno de los espacios que transitan. Además de ponerlas en conocimientos de nuevas reglas, como la de conservar distancia entre ellas.

       Pero en medio de todo eso, hay una mujer que está muy ansiosa por volver a la cancha, a ese cable a tierra que la acerca a sus afectos. Johana es muy agradecida de Nicolás Avellaneda por todo lo que aprendió en el equipo de Eduardo Leonardo, durante la temporada pasada. No sólo ganó experiencias sino amistades profundas. Pero Johana quería volver a Loma Negra. Y Diego Martínez la animó a volver. Le dijo que ya tenía una camiseta reservada para ella. Cuando volvió, le dieron la diez y la cinta de capitana del equipo, en un gesto que demuestra confianza. Por eso extraña la cancha. Porque quiere volver para dejar todo adentro de la cancha para no defraudar esa confianza ni la de sus compañeras.

       Pero todavía falta, y esta cuarentena a desprotegido a muchos hogares de nuestra ciudad. Muchas chicas, no solamente de primera división sino también del Sub 15, están pasando por una situación muy compleja. Pero como el femenino es una gran familia, enseguida hay almas voluntariosas e inquietas que no se quedan con los brazos cruzados ante la necesidad. Enseguida salieron para dar respuesta a lo más urgente. Christian Macías y Javier Cepeda de Pueyrredón recorrieron los hogares asistiendo a familias que necesitaban cosas básicas. Porque en el fútbol también hay solidaridad.

       Hoy, Johana, al igual que la mayoría de las jugadoras del fútbol femenino, se encuentra entrenando en su casa. En un espacio muy reducido. Para eso el DT  y una compañera les pasa rutinas de ejercicios para no estar tanto tiempo paradas. Cada una de las chicas envía al grupo de whatsapp fotos o videos donde muestran que están haciendo los ejercicios recomendados. Esto mismo se replica en cada equipo de la Liga. Pero nada es como la cancha.

       La goleadora del Loma Negra, al igual que todas las chicas que tienen pasión por el fútbol, está muy ansiosa por volver a la cancha. Y reflexiona: "Ojalá se termine pronto esta pesadilla, para volver a los domingos de cancha, que no se compara con nada. En el ambiente del fútbol nos conocemos todas. Es abrazarnos, compartir y hacer lo que nos gusta. A veces voy antes del horario de juego de mi equipo para compartir con otras chicas el mate, la charla. Muchas hacemos eso".

      Johana es una de las tantas Capitanas de Oro de este fútbol femenino olavarriense. Antes de despedirse en esta nota se dirigió a sus pares con esperanza y optimismo: "Que nos cuidemos entre todas, quédense en sus casas si no están obligadas a salir. Así cuidamos a los demás y cuidamos a nuestras familias, para volver a los domingos de cancha. Todo va a volver a ser como antes".

       Capitana de Oro felicita a todas aquellas personas que tienen que ver con el mundo del fútbol femenino, por el "aguante". Deseamos volver a vivir el clima festivo del fútbol, pero… ¡con todas! Quédate en casa, si salís, no descuides ningún detalle en los recaudos que tenés que tomar. Que no falte nadie a la próxima cita del Torneo Apertura Verónica Lorena Domínguez.


Maira Osez y su pasión por Muñoz, por su equipo y ...
Camila Torres debutó en Sarmiento: “Estoy cumplien...